97 veces visto

“La mujer colombiana es guerrera y entusiasta, ya no es aquella mujer que está en la cocina únicamente. La mujer cafetera ya lleva las riendas de su empresa, lleva la contabilidad y vende el café. A las mujeres no nos queda grande el café”.